El Ministerio de Industria se ha visto obligado a soltar en el Tribunal Supremo los informes de las consultoras en los que se basaba su recorte a las renovables de 2014. Lo ha hecho después de negárselos al Congreso. La conclusión es que el informe de la consultora Roland Berger es tres meses posterior a que el recorte, de 3.000 millones según las patronales, se publicara en el Boletín Oficial del Estado. El otro, de Boston consulting Group, ni siquiera se ha utilizado y el contrato fue resuelto en enero de este año por «los reiterados incumplimientos» de la empresa. La pregunta que se hacen ahora las patronales de renovables es: si los informes son posteriores a la decisión ¿quién y cómo se decidió el recorte a las renovables? Industria no ha contestado este jueves a la pregunta.

Diario El País 12 MARZO 2015

Leer artículo entero AQUÍ