¿Qué es el servicio de interrumpibilidad?

Según Red Eléctrica de España la interrumpibilidad es “una herramienta de gestión de la demanda que aporta flexibilidad y respuesta rápida para la operación del sistema ante situaciones de desequilibrio entre generación y demanda. Este servicio se activa en respuesta a una orden de reducción de potencia dada por Red Eléctrica a los grandes consumidores que sean proveedores de este servicio, principalmente, la gran industria”.

Se trata pues de una herramienta a través de la cual algunos grandes consumidores se prestan a reducir su consumo para mantener un equilibrio entre generación y demanda, permitiendo que todos los demás consumidores tengan acceso al suministro eléctrico incluso en momentos de muy baja generación. Evidentemente, el hecho de que los grandes consumidores paren sus producciones, tienen un coste.

El nuevo mecanismo de reparto de los costes del servicio interrumpibilidad, quedó definido en la Orden IET/2013/2013 de 31 de Octubre en donde se introdujeron distintos criterios y se estableció el proceso de subastas, gestionado por el operador del sistema.

Fue en la Orden IET/2444/2014 de 26 de Diciembre en donde se estableció que serían los demandantes de energía quienes asumirían los costes de este servicio desde el 1 de Enero de 2015 directamente en dentro del término de ‘coste de producción de electricidad y margen de comercialización’. Hasta entonces este concepto estaba dentro del ATR, costes de Acceso de Terceros a la Red. Por ello, teniendo en cuenta que para 2015 se mantuvieron los costes de acceso a la red, estamos ante una subida del coste final de la energía, tras la publicación de la Orden IET/2444/2014 de 26 de Diciembre para 2015.

¿Cómo afecta a su suministro el coste del servicio de interrumpibilidad?

Para activar este servicio se emplea un sistema de subastas supervisado por la CNMC. Sin embargo el coste final real se calcula cada mes publicándose en la CNMC los resultados del mercado de producción de la energía de 2015. Esto tiene un impacto sobre el término de energía.

Para los consumidores en precio fijo se les incrementará a los precios fijos, haciéndose una estimación de los costes del servicio de interrumpibilidad. Cada comercializadora estimará este incremento para 2015 y se lo trasladará a sus clientes en función de tarifas y periodos.

En cuanto a los consumidores con un contrato indexado este coste se integrará a efectos de su liquidación como coste de la energía.

En definitiva, pese a que la Orden IET/2444/2014 se congelaron los peajes de acceso a la red para 2015, este nuevo método de valoración del servicio de interrumpibilidad supondrá un incremento los costes de adquisición de la energía para nuestros suministros.